viernes, 30 de junio de 2017

PARA SALVAR UNA VIDA...*

… acude al azar, al soplo de Dios o a la adivinación
Y si la vida va y llega al hospital y es carne sangrante mutilada
Condúcete con ella por el fuego e invoca la esperanza
Una carretera endemoniada acelerará tu destino
La vida pelea, la vida se queja, la vida persiste.

No importa si las sombras ya se acercan
O si a su lado, los hombres la despiden
Siempre hay que estar presente, combativo
Con las manos y los ojos a medio llorar
Acudiendo insistente al ritual de la coca
Feliz como un vestido rojo llameante
Entregado a revivir esa sonrisa
Conectada en silencio al respirador artificial.

Para salvar una vida ensaya todo
Pero aprende también que la vida se marcha, se despega
Justo antes de anunciarse en sus mejores planes
Con el pulso en su afluente cada vez más débil
Se ausenta entre lágrimas y desolación.

*Del libro inédito de Hugo Hurtado Valencia. Toda Historia alguna vez fue piel (2017)

jueves, 15 de junio de 2017

EL TRABAJO DEL POETA

Encontrarse, llamarse por dentro permanentemente
Como si se estuviera perdido
Como si se estuviera en una eterna canción o un sólo llanto
Encontrarse sólo para gritar que se es humano
Y hacer sentir a otros lo humano
Sin evitar perder nada, sin perderse uno, sin dejar perder a otros
Indagar en la voz de los arroyos los secretos de la composición
Atreverse a desenmascarar la muerte
Quejarse del amor y volver en cada noche a él
Tener la capacidad de la risa, la contemplación, el llanto
Caminar siempre niño. Montar en los recuerdos y en el viento
No tener tiempo ni lugar porque te has vertido en ellos
Edificar en el mar pasadizos secretos
Sonreír, escuchar en los lentos mordiscos de los roedores, la voracidad de la vida
Caminar con la tristeza sólo para uno
Compartir con los cielos esa impronta final de verle retratado en vuestros ojos
He ahí el trabajo del poeta. 

HHValencia

miércoles, 15 de mayo de 2013

EL CUERPO DEL ARTISTA

El cuerpo del artista se toca, se besa, se ofrece
Se aparece desnudo en las calles
Se viste de harapos o luces celestes.
El cuerpo del artista se violenta, se tortura
Se aparece moribundo o naciente
Está recorrido por miradas
Por adulaciones, por perturbaciones
Por protuberancias… por sexo.
El cuerpo del artista lo cantan
Lo bailan en su intimidad los esqueletos
Lo rugen en su corazón las ciudades.
El cuerpo del artista se hace el amor en los espectadores
Se muestra galante o se humilla
Nace pleno o enérgico
Se sonríe, se llena de lágrimas o peca.
El cuerpo del artista está visitado por las chirimías
Por las bandas rockeras
Por las voces de júbilo y admiración
Por los sentidos exaltados de la poesía
Los colores intensos del deseo
Las notas vibrantes de la melancolía
Que nos recuerda un violonchelo.
Pero el cuerpo del artista es sólo sueño
Paraíso temporal, calor y olvido
Nadie paga por su viaje
Nadie se pone la peluca de su imaginación
Hoy mismo sobre la autopista de un teatro callejero
El cuerpo del artista gira uno o dos aros
Expulsa fuego o se viste de narciso
Se erige solitario en el pedestal de una luz roja.  


HHValencia

martes, 14 de mayo de 2013

EL MEJOR BAILARIN*

El mejor bailarín, el diablo
La mejor amante, mi décimosegunda  novia
El mejor comunista, el mestizo
La mejor mirada, la alienígena
El mejor río, el que evoca en mi nombre tu distancia
Río, baña con tus aguas mis miserias
Mirada, permíteme divisar el cosmos
Comunista, alarga con tu brazo la derrota
Amante, acelera los movimientos de tu cuerpo
Diablo, condúceme a un baile infinito.


* 1° primer puesto en el concurso literario "Escritores Autónomos". Versión 2013